Don Pepin García

En junio de 2002, Don Pepin Garcia fundó El Rey de los Habanos junto a su familia. Proveniente de una familia de cultivadores de tabaco, comenzó su carrera en el negocio familiar a los 11 años, trabajando en fábricas de tabaco en Baéz, Cuba. Tras recibir numerosos premios por su destreza en la fabricación de puros, García dejó Cuba en 2001 y estableció su propia fábrica en el barrio de la Pequeña Habana en Miami. Allí, forma a un equipo de torcedores expertos en métodos avanzados de elaboración de puros. Su fábrica es reconocida por su excelencia en calidad en toda la industria del tabaco. Los puros Don Pepin Garcia se caracterizan por su cuerpo completo, aroma y equilibrio.