Aganorsa Leaf

En 1998, Eduardo Fernández emprendió un viaje a Nicaragua con el objetivo de cultivar el tabaco más excepcional del mundo, inspirándose en los puros cubanos clásicos. Reunió a un equipo de agrónomos cubanos y los trasladó a Nicaragua para recrear el estilo y aroma de la hoja cubana utilizando métodos tradicionales, adaptados a los recursos disponibles en la región. Así nació puros Aganorsa Leaf, un tabaco reconocido mundialmente por su sabor distintivo, que fusiona lo mejor del suelo nicaragüense con el inconfundible aroma y sabor cubano. Como empresa integrada verticalmente, puros Aganorsa Leaf supervisa meticulosamente todo el proceso de producción, garantizando una experiencia de fumada consistente y de máxima calidad en cada cigarro. Cada puro Aganorsa Leaf elaborado en sus fábricas en Nicaragua y Miami está compuesto por hojas de puros Aganorsa Leaf de primera calidad. Al disfrutar de una de estas mezclas de renombre mundial, podrás apreciar la diferencia que distingue al puro Aganorsa Leaf del tabaco ordinario.